martes, 28 de noviembre de 2017

¿POR QUE CONDUCIR ENFADADO O TRISTE AFECTA LA SEGURIDAD VIAL?


Foto de una mujer preocupada, enfadada y triste mientras conduce, lo que pone en riesgo su seguridad en la vía
Una distracción a la hora de conducir pone en peligro la vida de muchas personas. Esto no se limita a usar el celular en carretera o a escuchar música a todo volumen mientras se debe estar totalmente concentrado en la vía.

El manejo de las emociones puede ser igual o más riesgoso que cualquier otro factor externo a la hora de manejar. Si sientes rabia o furia, si estás tensionado o triste, lo mejor es entregar las llaves para que alguien más conduzca. La próxima vez piensa con cabeza fría y no expongas tu vida y la de los demás.

Estas señales te indican que tus emociones están impactando de forma negativa tu manera de conducir:

  • Hacer sonar la bocina o el pito del carro con insistencia a pesar de que no hay forma de avanzar.
  • No respetar las normas de tránsito.
  • No movilizarte por un solo carril con el propósito de avanzar más rápido.
  • Pasarte los semáforos y no respetar las señales de pare en intersecciones.


El mal humor aumenta las posibilidades de tomar riesgos

La irritación hace que las personas no evalúen las posibilidades en una situación riesgosa y terminen culpando a las demás por sus malas decisiones. Las alteraciones emocionales, como la tristeza o la ira, aumentan los errores de conducción y las violaciones intencionales de las normas de tránsito, sobre todo el exceso de velocidad. ¿Te ha pasado que el afán por llegar a un lugar hace que aceleres y aceleres sin pensar en lo que pueda ocurrir?

Ante estas faltas de atención, la consecuencia más común es que se pierda la habilidad para escanear la carretera y manipular el carro evitando cualquier acción peligrosa. Si no sabes qué hacer cuando ocurra un accidente de tránsito, abre este artículo ya.
¿Cómo adelantar en carretera de forma correcta y segura? Te lo contamos aquí. ¡Da clic!
Tu cerebro resulta afectado por el humo y otros contaminantes

La polución representa un peligro para la salud humana, especialmente si estás expuesto a grandes concentraciones de emisiones tóxicas por parte de los demás vehículos en la vía y, en general, en la ciudad. La contaminación, sumada a las emociones negativas, genera más estrés al conducir y en el desarrollo de las actividades cotidianas.

El mal humor y las decisiones apresuradas pueden ser causados por una rutina de conducción demasiado estresante.


Acciones motivadas por pensamientos irracionales

Al momento de conducir en estado de alteración surgen reacciones sicológicas y emocionales extremas que pueden convertirse en irracionales, como paranoia, ansiedad, agresividad e ira. En el ámbito físico pueden darse espasmos musculares, náuseas, descoordinación y distorsión de la realidad y las percepciones sensoriales.


No solo el alcohol y las sustancias psicoactivas afectan tu desempeño al manejar carro. Las emociones negativas también pueden desencadenar graves consecuencias si no se tratan adecuadamente.